Cómo criar hijos líderes

Aunque algunas personas nacen con características de líder, los niños deben aprender dt.common.streams.StreamServer

lecciones que les permiten encaminar sus habilidades de manera que impacten sus vidas de forma positiva.

Para esto, se requiere una ayuda particular de los padres de familia, quienes se tornan en las guías y los ejemplos a seguir de los niños, niñas y adolescentes.
Formar hijos que lleven las riendas de la situación requiere diversas habilidades por parte de los mayores, es importante cultivar el manejo y conocimiento de las emociones para fortalecer de manera ideal las relaciones interpersonales que puedan beneficiar el niño en sus diversas etapas de desarrollo.

Si trabajan con juicio, paciencia y dedicación, los padres podrán conseguir no sólo un desarrollo ideal de sus hijos, sino que además, les estarán forjando un futuro lleno de éxito y herramientas para enfrentar las dificultades de la vida.

“¿Para qué (ser líder)? Para que seas feliz haciendo lo que más te gusta. Siendo libre de ser el dueño de tu destino y decisiones”, dice Jesús Piña, académico del departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana.

nino-lider-clase-p

De acuerdo con algunos textos, una persona líder es caracterizada como un ser “abierto, empático, responsable, consciente de sí mismo y de sus emociones. Gracias a estas cualidades es capaz de ubicarse a la par de las personas, le permite crecer y desarrollarse en todos los ámbitos de su vida”.

En este punto juego un papel importante el desarrollo de la inteligencia emocional, con la cual las personas pueden conocer a fondo su propio pensamiento y formas de sentir y actuar frente a hechos determinados.

Existen algunos mitos alrededor del líder. Se dice que es una persona que manda o que impone. Sin embargo, este es un concepto errado. Se encuentra un liderazgo positivo en aquella persona capaz de organizar el grupo de manera tan armónica que todos sus miembros participen de igual forma, con un mismo nivel de reconocimiento, dado que el líder no es omnipotente y, en su calidad de ser humano, requiere de la ayuda de otros para surgir.

shutterstock_97188902-e1421188254134

A continuación exponemos ocho puntos básicos, recomendados por expertos, en los que pueden encontrarse algunas guías sobre cómo criar hijos líderes.

Tomado de: http://www.hacerfamilia.com/ninos/noticia-liderazgo-ninos-formar-lider-20150128093821.html

  1. Enseña valores y principios… con el ejemplo. Los niños harán aquello que creen que es la mejor manera de agradar y conseguir el reconocimiento de sus papás. El chico tiene que conocer y vivir contigo los valores y principios que deseas inculcarle, de lo contrario, aprenderá sólo “palabritas”, dice Eduardo Lan.
  2. Habla con él sobre sus emociones.Ante diversas situaciones, pregúntale qué siente, tanto positivo o negativo, y ayúdale a reconocer sus fortalezas y debilidades. Enséñale que las debilidades son algo natural y representan áreas en las que debe practicar más. Si el niño aprende a identificar y verbalizar sus emociones, podrá relacionarse de forma más sana como adulto.
  3. Desarrolla su empatía.Para ayudar al niño a ser empático, evita juzgarlo. La primera regla es separar lo que yo opino, de lo que el chico hizo o dijo; la segunda, hablar con él en primera persona; y la tercera, hacerle una petición. Por ejemplo: “Cuando me aventaste el plato, me hiciste sentir mal y me dolió mucho. Quisiera que me respetaras porque es importante para mí”.
  4. Permite que tome decisiones y riesgos. Que elija su ropa o el deporte que quiere practicar. Dale también la oportunidad de que resuelva sus problemas y afronte situaciones adversas. Deja que se atreva y que se equivoque, y si lo hace, confórtalo y anímalo a intentar otra cosa.
  5. Dale responsabilidad.Tiene que saber que si no tiene el desempeño requerido en una actividad, eso tiene una consecuencia que debe asumir. Haz un calendario con actividades o actitudes que tiene que cumplir que puedan ser observables como limpiar su cuarto o ser respetuoso. Da un plazo y ofrece una recompensa. Marca sus logros o fallos y cumple con la recompensa o no, según sea el caso. Esto te evitará discutir con el niño sobre su comportamiento y él aprenderá a autorregularse.
  6. Evita obsequios muy costosos.Un regalo debe ser acorde con su edad y capacidad para apreciar su valor.
  7. Dile que no, de vez en cuando.Decir ‘no’ sólo porque sí, es saludable en ocasiones. Una de las lecciones más importantes para un ser humano y particularmente para un líder es saber lidiar con la frustración.
  8. Acércalo a diversas experiencias.Que conviva con personas diferentes y en ambientes diferentes. Por ejemplo, con niños de otras nacionalidades o estratos sociales. Cuanto más se evite segregar al infante a grupos específicos, será una persona más abierta en la vida adulta.

 

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: