Comunicación en la familia, un factor que protege.

Tomado de www.fundaciontelevisa.org

image-22007¿No te ha pasado que en ocasiones intentaste decir algo y la otra persona entendió otra cosa y además se siente herida o molesta por lo que dijiste? ¿Has escuchado decir a tus hijos, “mi papá no me escucha” o “mi mamá no me comprende”?

Numerosos estudios han demostrado que la buena comunicación en la familia es un factor que protege. ¿Qué queremos decir con un factor que protege? Es una condición, característica o patrón de conducta que contribuye al buen funcionamiento familiar, a su bienestar y al desarrollo adecuado de sus miembros. Consecuentemente los factores protectores fortalecen la unidad familiar y hacen a sus miembros estar mejor preparados para enfrentar los problemas cotidianos, los conflictos y las  crisis propias de  las distintas etapas del ciclo familiar.

La comunicación implica poder transmitir adecuadamente una información y también consiste en la compresión de ese mensaje por parte de la otra persona. En la familia, los patrones de comunicación adecuados fortalecen las relaciones y los lazos familiares, los inadecuados alejan y aíslan a sus miembros.

Para fortalecer los  patrones de comunicación adecuados, señalaremos  algunos puntos que te pueden ayudar a lograr este objetivo:

  • Recuerda que la comunicación no es sólo pasar información a otro, es una forma de fortalecer las relaciones y los lazos familiares
  • Trata de que lo que digas con tus palabras vaya acorde con tus gestos y expresiones. A eso se le llama ser congruente.
  • Cuando escuches, procura mirar y atender a la persona, y no te ocupes en otras acciones porque esto envía el mensaje de que no estás dando la importancia debida.
  • Si vas a tocar un tema difícil escoge el momento adecuado. Si estás molesto, procura calmarte antes de hablar de ese tema y así no se levantarás barreras en la comunicación.
  • Separa espacios de tiempo para conversar con cada miembro de la familia, procura escuchar más y evitar juzgar o criticar negativamente
  • Organiza actividades para que toda la familia pase tiempo junta, así fomentaras los espacios de comunicación.
  • Pide perdón cuando sepas que eres responsable de una acción que haya afectado a tu pareja o a tus hijos. Eso mantendrá abierto los canales de comunicación.

Finalmente, si consideras que los patrones de comunicación en tu familia no son los adecuados,  busca ayuda a través de consejeros, grupos de apoyo para padres, o con especialistas en atención de la familia. De esta manera estarás incrementando los factores de protección en su hogar y previendo problemas en el futuro.

Categorías: Uncategorized | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: