RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN LA CONSTRUCCIÓN FAMILIAR

Es mucho lo que se puede decir sobre los medios de comunicación.

Que informan, que entretienen, que divierten, que propician el esparcimiento, que nos conectan con otros lugares y culturas, ¿que nos enseñan? Sí tal vez. Esta opción queda entre el tintero.

Sin embargo, en el diagnóstico realizado en el marco de la Política Pública para las Familias de Santander, se encuentra un panorama bastante negro para los medios de comunicación, dado que están siendo identificados como un factor problema al interior de las familias.flia y medios 1

¿Por qué?

La respuesta pudiera ser tan obvia como difusa ante los ojos de los espectadores/consumidores que descuidadamente acuden a los medios como forma de entretenimiento y válvula de escape de los conflictos que el día a día conlleva.

Sin embargo se puede hacer el intento de aterrizar y evidenciar el por qué los medios de comunicación se están convirtiendo, más que en una herramienta constructiva, en un tema de conflicto.

Con un lenguaje poco moderado y unos contenidos que reiteran y promueven patrones culturales y comportamentales violentos y agresivos; los medios están evadiendo su responsabilidad como constructores de la sociedad.

Se han olvidado de la capacidad crítica que tiene la opinión pública y están enfrascando en formatos repetitivos contenidos que en poco o nada contribuyen a la construcción del tejido social.

¿Acaso no es suficiente la cotidianidad colombiana con su proceso de paz desdibujado, con una tranquilidad a medias, con una niñez vulnerable, con una política mentirosa y cruel con el más necesitado, entre otros cientos de factores que afectan a la población; como para encontrar más de lo mismo en las telenovelas, magazines, en los programas radiales que acompañan a la ciudadanía rumbo al trabajo o a los niños rumbo al colegio?

Podría decirse que es vergonzoso y preocupante la forma en que los medios de “entretenimiento” se entretienen “a costa” de los oyentes.

No es ningún secreto el maltrato y el lenguaje discriminatorio que emplean algunosflia y medios 2 medios de comunicación, locales y nacionales, para entablar algo que ni siquiera puede ser llamado diálogo.

La forma despectiva como se relacionan los locutores con sus oyentes no está construyendo sociedad.

Seguir consumiendo narco-novelas o narco series no está propiciando un mejor futuro, todo lo contrario, se están enfatizando culturas violentas que están siendo consumidas por los jóvenes con muy poca orientación. De ahí que ahora se vive en la ciudad un ambiente de intranquilidad e inseguridad del que antes habíamos escapado.

Ahora, entre los jóvenes se compite para saber quién es el más malo. Se está generando un espíritu negativo de liderazgo que es muy bien recibido entre los adolescentes.

Sin embargo, no todo es culpa de las industrias mediáticas si entendemos que funcionan bajo una lógica de mercado, que vende lo que más se consume y  en la cual es muy difícil introducir un cambio de mentalidad.

En lo que sí se puede contribuir desde afuera, es en la orientación que se brinda a esos nuevos consumidores de medios: los niños, los jóvenes, incluso, adultos que desprevenidamente se sientan frente al televisor y acceden a una cantidad innumerable de contenidos.

Es aquí donde la familia entra en el panorama de una manera imperante.

El consumo de medios de comunicación es algo que no puede evitarse, pero el acompañamiento y la visión crítica y conjunta en ese proceso de acceso a la información sí puede regularse desde el núcleo familiar.

No es difícil, no es complicado.

Es una oportunidad para retomar el diálogo en torno a temas de interés común para los miembros de la familia.

Familia_Medios_005

Es una oportunidad para compartir con los hijos algo de sus intereses y demostrar que el cuidado y la atención por ellos siempre han permanecido.

Los padres de familia, o adultos encargados de la crianza y el cuidado de los menores, deben ser guías que orienten y expliquen a los niños, niñas y jóvenes, la realidad de lo que se ve tras la pantalla de su tv, ipad, computador etc. Y sobre todo el punto en que la realidad se diferencia de la ficción y se transforma en algo producido por la imaginación.

Si los medios no están dispuestos a cambiar su forma de acercase a la audiencia, la audiencia si puede escoger el medio que esté acorde con sus valores y principios.

Apostarle a los medios que respeten a sus oyentes, que aporten a la construcción de la sociedad, que estén dispuestos a transmitir y difundir mensajes en los que primen los valores, es un privilegio de la audiencia y hay que aprovecharlo.

Seguramente si la tendencia del mercado cambia, la industria también lo hará.

Categorías: Uncategorized | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: